Afrodita/Venus


Share Button

Afrodita es la diosa de la belleza y del amor. Hesíodo cuenta que nació de la espuma (aphrós en griego) que se formó en torno a los genitales de Urano, cortados por Crono. Y Homero da otra versión, mostrando a Afrodita como hija de Zeus y Dione, sin indicar quién es Dione.

Venus Colonna, copia de la Afrodita de Cnido, original de Praxíteles del siglo IV a.C. Museos Vaticanos, Roma.

Cuantos nacieron de Gea y Urano estaban irritados con su padre desde el comienzo, pues cada vez que iba a nacer uno de éstos, Urano los ocultaba en el seno de Gea sin dejarlos salir. La monstruosa Gea en su interior se lamentaba oprimida y tramó una malvada artimaña. Tras haber creado el punto una especie de blanco acero fabricó una gran hoz y explicó el plan a sus hijos. Vino el poderoso Urano, se echó sobre Gea y se extendió por todas partes. Su hijo desde la emboscada tomó la monstruosa hoz, larga, de agudos dientes, y a toda prisa segó los genitales de su padre y los arrojó hacia atrás. Fueron llevados por el mar durante mucho tiempo; a ambos lados, blanca espuma surgía del inmortal miembro y en medio de aquélla una muchacha se formó.

HESÍODO, Teogonía 154-200

Afrodita de Cirene. Copia romana de época imperial encontrada en Cirene. Museo de las Termas, Roma.

Afrodita se casa con Hefesto y comete adulterio con Ares, siendo delatada por el Sol, el cual sufre la venganza de Afrodita. De la unión con Ares surgen las abstracciones Fobo (Miedo), Dimo (Terror) y Harmonía, que se casa con el mortal Cadmo.

Se tiene a este dios [el Sol] por el primero que vio el adulterio de Venus con Marte. Se escandalizó de la fechoría, y reveló al marido el secreto ultraje a su lecho y el lugar del ultraje. En el acto elabora [éste] unas tenues cadenas, unas redes y unos lazos que puedan pasar inadvertidos a la mirada; los dota además de la propiedad de ceder al más ligero contacto y los coloca bien sujetos y rodeando la cama. Cuando su esposa y el adúltero vinieron a reunirse en el lecho, aprisionados por obra de la pericia del marido y de aquella trampa, quedan ambos inmovilizados en medio de sus abrazos. En el acto el Lemnio hizo entrar a los dioses; y hubo quien deseó sufrir la misma vergüenza.

OVIDIO, Metamorfosis IV 170-189

Detalle de Afrodita Urania. Staatliche Museen de Berlín.

En lo que se refiere a Eros o Cupido, es un dios que cuenta con hasta quince genealogías diferentes según los textos mitográficos. Una tradición lo presenta como hijo de Ares y Afrodita, otras como hijo de Marte y Venus o de Vulcano y Venus, también aparece como hijo de Venus sin mención de padre alguno. Sea como fuere, la filosofía nos ha dejado el mito de Eros (amor) y Ánteros (Contra-Amor), basado en la existencia de las dos genealogías de Afrodita, llegando a la idea de que hay dos Afroditas: Celeste (Urania) y Vulgar (Pandemo); y por tanto, dos Amores: Celeste y Vulgar. La literatura y las artes plásticas han desarrollado a la Afrodita Urania o Celeste como representación del amor sacro, apareciendo desnuda, como amor puro y sin adornos. Y la Afrodita Pandemo o Vulgar representa el amor profrano, representada vestida, como amor lleno de ornatos terrenales.

Afrodita de Capua, copia romana de siglo II d.C. sobre un original de Lisipo del siglo IV a.C. Museo Nacional de Nápoles.

En la descendencia de Afrodita hay que incluir a Príapo, Himeneo y Érix. Y se pueden destacar otros amores de la diosa con Adonis, y con el mortal Anquises, de quien concibe a Eneas.

Todos sabemos que no hay Afrodita sin amor. En el caso, pues, de que fuera única habría tan sólo un Amor, pero como existen dos, necesariamente habrá dos amores. ¿Y cómo negar que son dos las diosas? Una de ellas no tuvo madre y es hija de Urano, por lo cual le damos el nombre de Urania; la otra es hija de Zeus y  de Dione y la llamamos Pandemo. De ahí que sea necesario también llamar con propiedad al Amor que colabora con esta última Pandemo y al otro Uranio.

PLATÓN, Banquete 181 a

Los nombres y epítetos más frecuentes para referirse a Afrodita son Cipris o Cípride y Citerea, en relación a dos islas consagradas a la diosa: Chipre y Citera respectivamente. También se le conoce con los nombres de Cnidia y Pafia debido a dos ciudades consagradas a su divinidad: Cnido de Caria en Asia Menor y Pafo en Chipre. Idalia;nacida en Chipre; engendrada de la espuma; dulce; señora de Chipre; hija de Zeus; urdidora de engaños; la de buena corona; risueña; dorada; son formas de nombrar a la misma diosa a las que se unen los epítetos romanos como Amatusia; blanda; Dione; Ericina; nutricia; madre (genetrix, mater).

Venus de Milo. Encontrada en las isla griega que le da nombre en 1820, datada del helenismo tardío. Museo del Louvre, París.

Las Cárites forman su séquito, y los atributos de Afrodita son el mirto y las rosas, el ceñidor (especie de sujetador), la manzana, que aparece como metáfora de los senos femeninos en muchos pasajes literarios, y la concha, símbolo erótico frecuentemente y en la que navega Afrodita tras su nacimiento en la espuma del mar. Suele ir montada en un carro tirado por palomas, cines o gorriones; animales a los que hay que sumar los delfines, las tortugas y los peces como sus favoritos.

Venus Calipigia. Copia de un original del siglo III a.C. Museo Nacional de Nápoles.

El planeta Venus era el astro de Venus en la Antigüedad, tiempo en el que los planetas eran considerados estrellas propiedad de los dioses por cuyo nombre los conocemos actualmente.

Diosa de la belleza, del amor y la fertilidad, sus atribuciones están relacionadas con el amor entre los dioses y entre los seres humanos, e inspira el deseo no sólo a éstos sino también a los animales.

Voy a cantar a la augusta, a la coronada de oro, a la hermosa Afrodita. El húmedo ímpetu del soplador Zéfiro la llevó [a Chipre] a través del oleaje de la mar muy resonante entre blanda espuma. Las Horas la ataviaron con divinos vestidos y sobre su cabeza inmortal pusieron una corona de oro, y en su perforados lóbulos, flores de oricalco y de precioso oro. En torno a su delicado cuello y a su pecho la adornaron con collares de oro, la llevaron junto a los inmortales. Ellos la acogieron cariñosamente y le tendían sus diestras. Cada uno deseaba que fuera su esposa legítima y llevársela a casa, admirados como estaban por la belleza de Citerea, coronada de violetas.

Himnos homéricos VI, a Afrodita 1-18

Trono Ludovisi, primer tercio del siglo V a.C. Museo de las Termas, Roma.

Según la tradición griega el culto a Afrodita es de origen oriental, y en Grecia, Pausanias menciona veintitrés lugares consagrados a la diosa. Entre ellos podemos destacar el Pireo y Cnido, la isla de Citera,  Pafo, Amatunte y Corinto. En Italia contaron con muchos templos de Venus, pero los más famosos fueron el de Venus Genetrix en Roma, y el de Venus Ericina en Sicilia.

En cuanto a su iconografía, Afrodita es la diosa Olímpica más representada, destacando en gran número imágenes en las que se nos muestra desnuda, y el tema de su nacimiento de la espuma del mar.

Venus navegando sobre una concha, del siglo I d.C. Casa de Venus, Pompeya.

Por último, os dejamos una galería con la pervivencia en las artes que ha tenido la diosa Afrodita:


  • La información para este artículo has sido extraída íntegramente de Grupo Tempe: “Los dioses del Olimpo”, Alianza Editorial, 2016. 


Acerca de Fran Navarro

Fran Navarro (Sanlúcar de Barrameda, 13 de febrero de 1992). Estudia el grado de Historia en la Universidad de Sevilla y lo pone en práctica en este blog. Akrópolis es el proyecto de un joven seducido por las letras, los libros y la Antigüedad que nace con la intención de acumular síntesis de los distintos períodos que componen la Historia Antigua con la doble vertiente de la difusión y el propio aprendizaje del autor.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 Comentarios en “Afrodita/Venus