A. Cabanas: “Egipto está lleno de magia. Es un lugar que no deja indiferente a nadie.”


Share Button

Tras la crítica de El camino de los dioses, la última novela histórica de Antonio Cabanas, hemos tenido el placer de poder formularle unas preguntas que nos han resultado interesante en Akrópolis y, sin duda, estamos obligados a agradecer la predisposición del autor, que nos ha respondido y acogido con mucha estima, apoyando al proyecto Akrópolis.

Según la descripción del escritor en su web, Antonio Cabanas es el autor de los bestsellers: El ladrón de tumbas, La conjura del faraón, Los Secretos de Osiris, El Sueño Milenario, El Hijo del Desierto, El Secreto del Nilo y El Camino de los Dioses, con los que ha alcanzado un gran éxito de crítica y público. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas.

Piloto de transporte de línea aérea, Cabanas ejerció su profesión como comandante en la compañía Iberia, en la que voló durante 36 años, recorriendo los cinco continentes.

Gran humanista y apasionado de la cultura del Antiguo Egipto, de la que es un profundo conocedor, dedica gran parte de su tiempo a investigar y a escribir sobre ella. Ha realizado estudios de egiptología, así como de lengua egipcia y escritura jeroglífica, y desde 1990 es miembro de la Asociación Española de Egiptología.

Antonio Cabanas

A. Cabanas (Imagen: antoniocabanas.com)

-¿Ha viajado usted más con los aviones o con los libros?
Ambos me han hecho soñar por igual. Me siento un privilegiado por ello.

-Imagino que conocerá muchos lugares por la profesión que ha ejercido. ¿Por qué Egipto?
Egipto está lleno de magia. Es un lugar que no deja indiferente a nadie.

-¿Por qué cree usted que nos engancha tanto la Antigüedad, y sobre todo, Egipto?
Viajar a la Antigüedad nos invita a soñar, a descubrir cómo el hombre fue capaz de crear civilizaciones que nos llenan de admiración hasta sentar las bases de nuestra propia historia. Egipto, por su parte, ejerce un magnetismo especial; quizá por el hecho de estar envuelta en el misterio. Aún hoy en día esta tierra está repleta de hallazgos por descubrir.

-¿Cómo empieza Antonio Cabanas a escribir novelas históricas? ¿Y por qué?
Durante una baja laboral debida a una lesión deportiva. El tener que guardar reposo me permitió escribir mi primera obra: El Ladrón de Tumbas, sin otra pretensión que la de disfrutar con la escritura. Siempre fui un apasionado de la literatura, desde mi infancia, pero nunca pensé que pudiera llegar a publicar dicha obra. Luego se abrió un nuevo camino para mí y ya son siete las obras editadas.

El camino de los dioses trata un marco geográfico y cronológico fascinante ¿qué destacaría de este período?
El cambio que va a sufrir el mapa del Mediterráneo. Un nuevo orden que se abre camino de forma inexorable y va a acabar con los antiguos reinos hasta fagocitarlos. Roma muestra de lo que es capaz y también sus luces y sombras.

El camino de los dioses-¿Cuánto de importante cree que era la religión en el momento?
Aunque en Egipto sus habitantes seguían siendo fieles a sus tradiciones religiosas, la helenización del país por parte de los Ptolomeos llevó a la aparición de dioses que pertenecían a otra cultura. En el Bajo Egipto la influencia fue considerable y ello trajo consigo casos de sincretismo. Hacía siglos que el Mediterráneo se había convertido en un crisol de culturas y el pensamiento hizo que el hombre reflexionara acerca de la naturaleza de las cosas y buscara el conocimiento.

-Ha escrito sobre épocas más doradas en Egipto, esta vez, en su declive, ¿qué factores cree más importantes en esta decadencia?
La pérdida de identidad. Durante sus últimos mil años Egipto sufrió una paulatina decadencia e incluso llegó a ser conquistado en varias ocasiones. Sin embargo, fue la dinastía de los Ptolomeos la que acabó con esa identidad a la que me refería. Éstos impusieron una nueva cultura sin preocuparse por mantener la anterior. Sólo Cleopatra VII, la última reina de la dinastía lágida, se interesó en aprender la lengua de su pueblo.

-Demuestra un conocimiento histórico admirable en su novela, ¿cuáles han sido sus principales fuentes de documentación?
Fundamentalmente, los historiadores clásicos. Para extraer datos rigurosos ha sido necesaria una investigación a veces detectivesca ya que no hay excesiva información de la época de Auletes. Polibio, Plutarco, Dión Cassio y sobre todo Estrabón me han proporcionado datos para poder llevar a cabo mi obra, aunque también haya tenido que acudir a otros como César o Cicerón para obtener una información más precisa.

-En plena sobredosis de información que nos ofrece internet hoy día, ¿cómo ve el conocimiento histórico en la actualidad?
Internet ofrece buenas posibilidades pero para profundizar en el conocimiento es necesario acudir a fuentes que van más allá de la red.

-¿Tendremos más Antonio Cabanas en las librerías, verdad?
Espero que si. Mi deseo es poder seguir compartiendo mis obras con mis queridos lectores.


Acerca de Fran Navarro

Fran Navarro (Sanlúcar de Barrameda, 13 de febrero de 1992). Estudia el grado de Historia en la Universidad de Sevilla y lo pone en práctica en este blog. Akrópolis es el proyecto de un joven seducido por las letras, los libros y la Antigüedad que nace con la intención de acumular síntesis de los distintos períodos que componen la Historia Antigua con la doble vertiente de la difusión y el propio aprendizaje del autor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.