Introducción al Próximo Oriente antiguo


Share Button

El Próximo Oriente fue el territorio en el que surgieron las primeras civilizaciones de la historia, hace más de cinco mil años. Es el lugar donde tuvo su origen la construcción de las primeras ciudades, palacios y templos, el arado, la rueda, la escritura, la división del tiempo, los códigos legales, la metalurgia del cobre y el bronce… En definitiva, no es exagerado afirmar que el ser humano pasó a ser civilizado por primera vez en el Próximo Oriente.

El código de Hammurabi

El código de Hammurabi

Sumerios, acadios, asirios, babilonios, el Reino de Mitanni o el Imperio hitita son algunos de los pueblos sobre los que podremos leer en Akrópolis mientras avanzamos por la apasionante e intensa historia de esta parte del mundo: la “tierra entre ríos” o Mesopotamia que dirían los griegos; junto a los parajes vecinos de Anatolia y el Levante mediterráneo. Es curiosamente en este desierto donde habitaron tantas civilizaciones distintas. En medio de un mundo de barro, bajo un sol abrasador y sin apenas materias primas, nació una formidable y decisiva herencia cultural para nuestros días, por lo que su estudio supone un apasionante reencuentro con nuestro propio pasado como hombres civilizados.

El Próximo Oriente contiene diversas geografías unidas que forman un conglomerado heterogéneo con características geográficas y cronológicas diferenciadas. Entre estos espacios podemos diferenciar a Mesopotamia, Anatolia, Siria-Palestina y la meseta irania.

Mesopotamia es una llanura de gran tamaño que abarca desde los nacimientos de los ríos Tigris y Éufrates hasta el Golfo Pérsico: unos 650 km de longitud y 950 km de anchura. La unidad del territorio la proporcionan ambos ríos, que se unen en Shatt el-Arab, unos 80 km antes de desembocar en el Golfo Pérsico. Si bien es conveniente tener en cuenta que la geografía actual ha cambiado con respecto al período que vamos a tratar. Estamos ante un territorio muy llano, por lo que los ríos tienen cauces muy inestables y se originan pantanos y marismas con facilidad. En la llanura aluvial mesopotámica nos encontramos con un problema de salinización. Al tratarse de suelos duros y arcillosos, tienen una escasa absorción del agua, que acaba evaporándose y hace que los restos minerales salinicen el terreno. Presenta un clima continental de fuertes contrastes con precipitaciones escasas.

  • Sumer está situado en una llanura plana que permite sistemas de irrigación pero que a su vez impide el drenaje y hace necesaria la canalización de los ríos.
  • Akkad, situada entre Sumer y el sur de la actual Bagdad, en el Bronce Antiguo se erigió como el centro del mundo mesopotámico tras los problemas de salinización que llevan la decadencia a Sumer.

En el piedemonte y las tierras altas, Mesopotamia cuenta con llanuras y elevaciones que se extienden hasta las cordilleras que enmarcan este paisaje. Forman un arco septentrional de Mesopotamia a Asiria y no tienen el problema de la salinización de más al sur. Sin embargo, es mucho menos cultivada esta zona, peor irrigada, con un clima semiárido, poca precipitación y generalmente con vegetación de carácter estepario, lo que daría explicación a este hecho. Es una zona donde se desarrolla bastante el pastoreo. En lo referente a los Montes Taurus y Zagros se pueden ver alturas de hasta 1500 metros. Es una zona con precipitación más abundante, buena para agricultura de secano. Es el lugar donde se dieron las primeras experimentaciones de agricultura en el neolítico y donde aparecieron las primeras aldeas.

Mapa Mesopotamia

Anatolia también cuenta a su vez con muchas subregiones y destaca por su riqueza en metales.

  • Los Montes Taurus separan Anatolia de Mesopotamia. Cuenta con muchas cumbres nevadas todo el año, pero por debajo de los 2000 metros encontramos bosques muy densos. Son de inviernos muy fríos, creando dificultades a la agricultura, por ello destaca la ganadería trashumante y la madera como materia prima.
  • La Meseta de Capadocia contiene un clima semiárido y solo las zonas próximas al Taurus tienen una vegetación de praderas con bosques aislados. Aún así contará con poblaciones importantes como los hititas.
  • El arco póntico es la cadena montañosa que encara al Mar Negro. Cuenta con ríos cortos, lluvias en verano y un clima templado.

Mapa Anatolia
La zona del Levante cuenta con una llanura costera estrecha y continua, con apenas 20 o 30 km de anchura en el norte, y se va ensanchando hacia el sur. Destacan los ríos Orontes y Jordán. Contiene pequeños valles que vierten ríos desde las montañas del Líbano. Es esta una región fértil, aunque más árida cuanto más al sur. Destacó la cultura fenicia, desarrollada en la Edad del Hierro. Los Montes del Líbano evitan la entrada de vientos húmedos. Es un monte bajo y contiene bosques abiertos: será codiciado por el cedro. La depresión interior muestra un valle de unos 1000 metros por debajo del nivel del mar, favoreciendo la creación de lagos como el Mar Muerto o el Mar de Galilea. Las tierras semiáridas y el desierto quedan al sur y se extienden hasta Arabia. Vegetación esteparia y poca lluvia las caracteriza.

mapa levante

Por último, al este de los Montes Zagros, comienza a extenderse la meseta irania: una zona inhóspita, más desértica cuanto más al este que, sin embargo fue habitada por varios pueblos.

 


Acerca de Fran Navarro

Fran Navarro (Sanlúcar de Barrameda, 13 de febrero de 1992). Estudia el grado de Historia en la Universidad de Sevilla y lo pone en práctica en este blog. Akrópolis es el proyecto de un joven seducido por las letras, los libros y la Antigüedad que nace con la intención de acumular síntesis de los distintos períodos que componen la Historia Antigua con la doble vertiente de la difusión y el propio aprendizaje del autor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.