Isaac Asimov: “Los griegos”


Share Button

Para el mundo de la literatura, no hay lugar a dudas de que Issac Asimov es uno de los grandes autores de ciencia ficción. El estadounidense (de origen ruso) nos ha dejado una cantidad abrumadora de obras, demostrando su condición de sabio al tratar temas tan diversos como la ciencia ficción, el misterio, la fantasía, la Historia y la divulgación científica.

Isaac Asimov

Asumido su tan importante aporte literario, sus obras de divulgación histórica tampoco dejan nada que desear, y cumplen su cometido con buena nota. Está claro que nos encontramos ante un autor cuya especialidad era la bioquímica, por lo que no contaba con formación académica como historiador. El estudio histórico y el oficio de historiador es posiblemente uno de los trabajos que más intrusismo recibe, es decir, podemos leer cada día numerosos artículos y volúmenes enteros dedicados a la investigación histórica escritos por personas sin formación en esta disciplina. Eso suele llevar a obras plagadas de errores, datos inexactos y obsoletos, por no hablar del daño histórico y cultural que puede llegar a hacer la difusión de errores históricos graves.

Pero, desde el otro lado, también a veces se denigran obras directamente por no estar escritas por un historiador, cometiéndose el error de no recomendar ciertas obras por este motivo. Pero tenemos la suerte de contar con “intrusismos” que nos han dejado grandes obras, como es el caso de Asimov, o el ejemplo más reciente de Stacy Schiff y su “Cleopatra“. Es la calidad de la escritura y el rigor histórico de una obra lo que determina su nivel, independientemente del nombre que firme el título.

En consecuencia, si nos basamos en estas dos características, Isaac Asimov debe ser considerado un buen divulgador de historia. El autor, desde 1965 combinó sus obras de ficción con otras dedicadas a las civilizaciones más importantes y períodos históricos en los que solemos dividir la historia del ser humano. Con un total de catorce títulos, Asimov completó la romántica hazaña de escribir la evolución política, cultural y material de la especie humana desde la aparición de la escritura hasta la Primera Guerra Mundial. En lo que a la Antigüedad se refiere, son seis las obras dedicadas al Cercano Oriente, La Tierra de Canaán, Los egipcios, Los griegos, La República Romana y El Imperio Romano.

Portada del libro

La primera de estas obras en ser publicada fue la que trata a los griegos, contando su historia desde le época de Micenas al Imperio Otomano. La serie es conocida informalmente como “Historia Universal Asimov”, y sigue la tónica de atraer al público a un conocimiento básico de la historia con una narración amena y sencilla, tratando esencialmente la historia política y militar, acompañada de aclaradores mapas y cronologías que dan forma a obras muy didácticas.

Asimov no duda en pararse a comentar curiosidades que a todo amante de la historia nos gusta leer, y debido a su asequible extensión (400 páginas), “Los griegos” es una obra muy recomendable para los interesados en esta civilización de forma que puedan tener un acercamiento básico pero bien cimentado a la cultura tomada como cuna de nuestra actual civilización.

En conclusión, no podemos tomar la “Historia Universal Asimov” como títulos que sirvan a modo de manuales de Historia, pero son altamente recomendables como lecturas agradables y ligeras que ofrecen un conocimiento histórico nada desdeñable y que aseguran horas de un aprendizaje que engancha a los curiosos de la historia.


Acerca de Fran Navarro

Fran Navarro (Sanlúcar de Barrameda, 13 de febrero de 1992). Estudia el grado de Historia en la Universidad de Sevilla y lo pone en práctica en este blog. Akrópolis es el proyecto de un joven seducido por las letras, los libros y la Antigüedad que nace con la intención de acumular síntesis de los distintos períodos que componen la Historia Antigua con la doble vertiente de la difusión y el propio aprendizaje del autor.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.